En este post te hablaré de lo importante que es cuidarse en momentos difíciles como los que estamos viviendo estos días. Además, compartiré una práctica que te ayudará a conectar con tus necesidades y a mantener tu bienestar durante estas semanas de cambio e incertidumbre.

Un gran giro en mi vida

Desde hace un par de semanas nuestras vidas han dado un giro de 180 grados, tambaleándose y cambiando en gran medida. El miedo y la incertidumbre han cobrado mucho protagonismo y hemos tenido que desplegar una gran cantidad de recursos para ir afrontando y adaptándonos a la nueva situación.

Un gran reto a nivel corporal, mental y emocional

Cada persona está viviendo esta experiencia de una manera diferente pero para todas está siendo un gran reto y estamos haciendo mucho esfuerzo por llevar este momento que nos toca vivir de la mejor manera posible.

Aunque puede que no seas consciente de ello, día a día, estás realizando un gran gasto de energía a nivel corporal, mental y emocional para hacer frente y sobrellevar la situación.

Cuidarme para mantenerme con energía, bienestar y salud

Todo momento de cambio e incertidumbre conlleva un periodo de adaptación y puede que durante estos días hayas desconectado en cierta medida de ti misma y no hayas podido darte los cuidados que necesitabas. 

Ante situaciones difíciles, aunque te resulte complicado, es cuando más necesitas conectar con tus necesidades y cuidarte para poder mantener tu energía, bienestar y salud.

Conectando con mis necesidades

Para poder cuidarte lo primero de todo es tomarte unos minutos para parar, conectar contigo misma y con tus necesidades. Para ello te invito a realizar la siguiente práctica:

«Conectando con mi interior»

Al finalizarla te animo a  coger un papel y un bolígrafo y responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo me siento?
  • ¿Qué necesito para sentirme mejor?
  • ¿Qué cosas deseo incorporar a mi día a día para sentirme mejor? Te animo a ir añadiendo en tu día a día las cosas que has apuntado.

Te aconsejo tener a mano esta hoja para leerla cuando sientas que te estás descuidando. Puedes volver a realizar esta práctica cuando te apetezca porque todo, incluida tú misma, está en continuo cambio y evolución.

Cuidándome en el día a día

Dedicarte tiempo a ti misma, aunque sea cinco o diez minutos diarios, es un regalo que te ayudará mucho en estos días. Te animo a buscar ratos para realizar lo que más te guste y disfrutar haciéndolo de una manera consciente, poniendo toda tu atención en ello: bailar, cantar, meditar, hacer ejercicio físico, leer un libro, etc.

Cultivar el amor hacia ti misma tratándote con cariño, amabilidad y respeto es otro cuidado esencial que puede serte de mucha utilidad y te puede aportar mucho bienestar.

Próximamente colgaré una meditación que te ayudará a cultivar la paz y el bienestar durante estos días 😉

¡Os mando mucho amor y ánimo para estos días!

Jane

A %d blogueros les gusta esto: