En este post quiero contarte cómo puedes comenzar a crearte un Espacio de Cuidado donde sentirte a gusto y cuidarte durante la Nueva Normalidad. Además compartiré contigo la meditación «Observando cómo me encuentro» que te permitirá comenzar a conectar con tu interior, observar cómo te encuentras, ofrecerte cariño e ir viendo qué necesitas para esta nueva etapa.

La nueva normalidad

Al principio del confinamiento escribí el post “Cuidarse en momentos difíciles”, en él hablaba de la importancia de cuidarse en épocas de cambio, miedo e incertidumbre. Poco a poco hemos ido desconfinándonos y entrando en la “Nueva Normalidad”, lo que da lugar a nuevos cambios y retos.

El confinamiento fue una etapa difícil, por sorpresa sucedió algo que nunca nos hubiéramos imaginado que podía pasar. Al principio nos costó abordar la situación pero, poco a poco, fuimos adaptándonos a ella. Ha sido una experiencia que a pesar de su dureza nos ha permitido conectar con la fuerza que hay en nuestro interior y desarrollar recursos para afrontar situaciones de las que normalmente solíamos huir: la enfermedad, la soledad, las emociones difíciles, el parar, el conectar con una misma, las dificultades en la convivencia con otras personas, el aburrimiento, la incertidumbre, los conflictos, etc.

Conviviendo con el miedo y la incertidumbre

Salir de la cuarentena nos está aportando cosas muy placenteras como ver a nuestros seres queridos, retomar algunas de nuestras actividades diarias, pasear con mayor libertad, viajar, etc. A pesar de ello, estos días varias personas me han dicho que se sentían más tranquilas y seguras durante el confinamiento y que les está resultando difícil afrontar los nuevos cambios.

Cada cambio supone un nuevo reto y una nueva adaptación. Aunque nos encantaría haber regresado a la situación previa al confinamiento ahora todo es diferente, no sabemos cómo van a ir las cosas y el miedo y la incertidumbre conviven en nuestro interior. Por ello es conveniente que pongas especial atención en cuidarte, viendo cómo te sientes y qué necesitas durante estos días.

Mi Espacio de Cuidado

Para encontrarte a gusto a lo largo de esta nueva etapa te animo a que durante estos días te vayas creando un Espacio de Cuidado donde:

  • Sentirte a gusto y cuidarte, a la vez que cuidas de tu alrededor.
  • Desde la conexión con tu interior puedas ir observando cómo te encuentras y viendo qué necesitas.
  • Respetes tus ritmos y necesidades.
  • Te trates con amabilidad y cariño.
  • Puedas recorrer esta etapa con el mayor bienestar posible.

Meditación observando cómo me encuentro

Te animo a comenzar a crear tu Espacio de Cuidado realizando, cada día al levantarte, la meditación “Observando cómo me encuentro”. Esta práctica te permitirá conectar con tu interior y con el momento presente, observar cómo te encuentras y ofrecerte amabilidad. De esta manera podrás estar más presente durante el día e ir viendo qué necesitas para cuidarte en esta etapa.

Para realizarla puedes sentarte en una esterilla o en una silla.

Si te resulta complicado realizarla a primera hora de la mañana, no te preocupes, puedes hacerla en cualquier otro momento. Lo importante es que, si lo deseas, encuentres unos minutos al día para parar, estar contigo misma y conectar con el Aquí y Ahora 🙂

Espero que el post te ayude a cuidarte un poquito más durante estos día y te animo a dejar un comentario contándonos tus vivencias sobre la práctica. Compartir puede ser de gran ayuda para todas 😉

Mucho ánimo para estos días y si quieres que te eche una mano a construir tu Espacio de Cuidado no dudes en contactar conmigo.

Un abrazo,

Jane

A %d blogueros les gusta esto: